Una de las cosas que nos enseñan a hacer desde pequeños y que nuestros padres insisten hasta la saciedad es a lavarnos los dientes. La limpieza bucal es muy importante para evitar problemas como las caries o enfermedades en las encías, pero hay que reconocer que muchos de nosotros desconocemos cómo hay que lavarlos y cuántas veces al día para que esa limpieza sea efectiva.

Tu dentista en Vitoria puede explicarte mejor que nadie cual es la mejor manera de cepillarse los dientes. Además es la persona más indicada para enseñar hábitos saludables de higiene a los más pequeños de la casa. Una de las dudas a las que puede responderte es si es mejor lavarse la boca tres o cuatro veces al día o con una es suficiente. Lo más recomendable en este caso sería cepillarse, mínimo, dos veces, una por la mañana y otra después de cenar. Haciéndolo así evitaríamos la aparición de placa en nuestras encías y enfermedades como la gingivitis.

Pero ¿qué pasaría si nos lavásemos los dientes más de dos veces? No es aconsejable hacerlo porque el esmalte de la dentadura podría dañarse. Además, si el cepillado se realiza enérgicamente podrían herirse las encías y la lengua y destruir la flora de la boca.

¿A qué edad hay que comenzar a lavarse los dientes?

Los dientes de leche son muy importantes para el futuro desarrollo dental de tus hijos por lo que hay que empezar a cuidarlos desde que sale el primero más o menos a la edad de seis meses. Sabemos que te preocupas por su bienestar al igual que el odontólogo en Vitoria, que te aconsejará que comiences a lavar las encías del bebé con una toallita húmeda durante los primeros días de su nacimiento.

A los seis meses de edad comenzarán salirle los primeros dientes y lo mejor es seguir lavándolos con una toallita húmeda al menos dos veces al día. A partir de este momento y a medida que el bebé vaya creciendo habrá que ir cambiando los hábitos de higiene para adaptarlos a su edad. Con dos o tres años y con más cantidad de dientes de leche lo idóneo es usar un cepillo dental infantil y muy poca cantidad de pasta dental. Si le acompañas durante el ritual de limpieza y os miráis al espejo, aprenderá a hacerlo antes de que os deis cuenta.

Al principio seremos nosotros los que cepillemos sus dientes, pero a la edad de seis años ya pueden empezar a practicar ellos solos. Solamente necesitaremos supervisar cómo lo hace para asegurarnos de que la cantidad de pasta es la adecuada y el cepillado correcto.

No hay que olvidarse de la importancia de que los pequeños visiten la clínica dental en Vitoria desde una edad temprana. Esta es la mejor manera de educarles en una higiene dental correcta y de que se sientan seguros cuando acudan a las revisiones.

Cómo lavarse los dientes

Antes de explicar cuál es la mejor manera de lavarse los dientes hay que destacar la importancia del cepillo dental. Da igual si utilizas uno manual o uno eléctrico, lo fundamental es que esté en buen estado y que lo cambies cada tres meses o antes si ves que está muy desgastado.

La pasta que utilicemos en la limpieza tendrá que contener flúor y es mejor no echar demasiada. Una vez que tenemos todo preparado podemos comenzar con el cepillado. Serán movimientos circulares, hacia delante y hacia atrás. Lo más acertado es llevar siempre el mismo orden, primero la parte de arriba y luego la de abajo, por ejemplo, para que no se nos olvide ninguna superficie. Dos o tres minutos serán suficientes para completar la higiene.

Una vez terminado el cepillado es conveniente masajear con cuidado las encías y limpiar la lengua con un cepillo especial.

Utilizar seda dental

Aunque nos dé la sensación de que la boca está fresca y limpi,a siempre pueden quedar restos de comida entre las muelas que no hemos podido retirar con el cepillo. Para completar la higiene bucal es de vital importancia pasarse el hilo dental al menos una vez al día. No importa si se usa antes o después del cepillado, lo importante es utilizarlo para evitar que las bacterias se escondan entre nuestros dientes.

Para finalizar la limpieza lo más recomendable es enjuagarse con un colutorio. Hay muchos tipos de enjuagues: pueden ser de uso diario o terapéuticos (anticaries, para la halitosis, contra la hipersensibilidad…)

Es fundamental tener unos hábitos de limpieza oral saludables para que los dientes estén sanos y duren muchos años. Visitar a tu odontólogo en Vitoria una vez al año también te ayudará a evitar complicaciones futuras.